“Sin título”, Pere-Joan Viladecans

312

Obra: Litografía

Dimensiones: 56×75 cm.

Tirada: Desconocida

Escribe tu oferta

    Compare
    Categoría:

    Descripción

    Joan Pere Viladecans (Barcelona1948) es un pintor y grabador autodidacta

    Desde que inició su trayectoria profesional, en 1967, ha realizado un largo periplo de exposiciones, tanto en el ámbito nacional como internacional, a la vez que ha participado en gran cantidad de muestras colectivas por diferentes países europeos. Así pues, fue uno de los artistas seleccionados para representar la Generalitat de Catalunya en la Expo ’92 de Sevilla. Posee la condecoración de Chevalier dans l’Ordre des Arts et des Lettres (1996), recibe el premio Award of Excellence de la Society New Design en Nueva York (1997). Segundo premio del Ministerio de Cultura al libro mejor ilustrado por “Todos los cuentos de Edgar Allan Poe” Editorial Galaxia Gutenberg/ Círculo de Lectores. Madrid (2003). En 1991 por encargo de la Fábrica Nacional De La Moneda y el Timbre (Madrid) realiza tres originales con objeto de ser reproducidos en sellos.

    El estilo artístico de Viladecans, empezó por combinar la pintura con objetos cotidianos, para centrarse más tarde en una pintura densa, cercana a la pintura matérica, que se caracteriza especialmente por mezclar diferentes técnicas y materiales. Desde el punto de vista formal, la obra del artista es un diálogo constante entre la figuración y la abstracción. En algunas etapas hay un predominio de figuras geométricas como referencia a las pizarras, los juegos infantiles y los cuadernos de notas; esta tendencia a la simetría, es utilizada también como una forma de tensar y dirigir la mirada del espectador. En cuanto a la temática, su interés se centra en una cierta preocupación ecológica, la degradación de la naturaleza, la enfermedad, el paso del tiempo y la fragilidad de la vida humana. Todo ello con una permanente obsesión por dotar sus imágenes de un contenido poético.

    La trayectoria artística de Viladecans se divide en diferentes etapas. Su periodo inicial, a partir de 1969, está influenciado por el surrealismo y por el informalismo. Movido por las situaciones conflictivas que estaban sucediendo a su alrededor, no es nada extraño que en sus primeras obras cobrara especial interés la temática de la enfermedad, el dolor y la muerte. En esta época, además, percibimos su gran fascinación por el objeto cotidiano hasta el punto de incorporarlo directamente a sus obras. Es aquí donde empieza a dar forma a su primer estilo tan característico.

    A lo largo de la década de los setenta, desarrolla un proceso de simplificación. En esta etapa su obra se centra especialmente en esquemas constructivos elementales e incluso simétricos, a la vez que integra nuevos elementos sígnicos como letras, palabras y números.

    Durante su carrera, el artista, se ha visto con la necesidad de ir variando su manera de expresarse, para poder explicar con gran precisión y coherencia determinados aspectos relacionados con las diferentes temáticas de sus obras. Por eso, ha inspeccionado nuevas e interesantes técnicas de trabajo, dándole a su obra una mayor riqueza y una calidad indiscutible. Y peculiar. Descubre que a través del color, consigue acentuar algunos puntos específicos de sus composiciones. Es por esta razón que en los años ochenta se produce una intensificación cromática en sus obras, una variación en su estilo que viene acompañada también por una exaltación de los contornos de las formas y las imágenes.

    Progresivamente, su lenguaje sígnico va perdiendo rigidez simétrica para zambullirse en inquietantes problemáticas de denuncia alrededor de la naturaleza. Esta etapa se caracteriza por un lenguaje mucho más flexible, ágil y dinámico.

    A partir de 1990, se produce un cambio en su estilo. En su última etapa, Viladecans varia su forma de realizar las obras, pues lo hace sobre papel y con materiales diversos como: tinta china, óxidos, resinas, sangre de pescado, agua de mar, yodo y tinta de calamar, a la vez que se vuelve más austero en su relación con el color. Así pues, sus últimas obras son fundamentalmente monocromáticas, con iconografías extraídas del mundo orgánico. Es muy probable que esta transformación esté directamente relacionada con el cambio de temática, ya que actualmente se centra en explicar los interrogantes de la existencia humana.

    De todas formas, el tratamiento de la materia a base de gruesos de fieltros orgánicos sobre celulosa impregnada de pigmento y la preocupación por la textura y por el tejido orográfico siguen siendo hoy en día los objetivos principales de su investigación.

    Información adicional

    Autor

    Técnica y soporte

    Valoraciones

    No hay valoraciones aún.

    Sé el primero en valorar ““Sin título”, Pere-Joan Viladecans”

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *